Mi heredero

El hombre de Deportes del Gobierno
El Secretario de Deportes de la Nación rodeado por el intendente Héctor Gay y el subsecretario Bernardo Stortoni

Mac Allister apuesta fuerte a los clubes y a la formación

De paso por Bahía, a la que suele visitar seguido, el ex futbolista y hoy funcionario nacional explicó los alcances de la tarifa social instrumentada para los clubes. Y se refirió a los aspectos formativos del joven deportista.

Con la intensidad de siempre, esa que le imprimía a su época de futbolista, el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Javier Mac Allister, encabezó en Bahía Blanca una charla informativa sobre la implementación de la tarifa social para clubes: Fue en el Salón Blanco de la comuna y estuvo acompañado por el intendente municipal Héctor Gay y el subsecretario de Deportes, Bernardo Stortoni.

El ex futbolista de Argentinos, Boca, Racing, Ferro y la Selección Argentina destacó que se trata de “un tema muy complejo”.

“Cuando llegamos en enero de 2016 lo que hicimos fue crear el Registro Nacional de Clubes y empezar a estudiar el tema de la tarifa social. En el país hay diversos prestadores de servicios y hay que ponerse de acuerdo con todos”, dijo.

“Mientras organizamos este tema, a todas las instituciones con la documentación al día, inscriptas en el registro de clubes, se le reembolsará el 40% de la tarifa de gas, luz y agua, retroactivo al 1 de abril”, acotó.

“Además, en la provincia de Buenos Aires estamos instrumentando un plan para que también por dos o tres meses, aquellos que no cumplan con los requisitos tengan este beneficio, pero lo que queremos es que se inscriban con la documentación al día”, sostuvo el hoy funcionario nacional.

Sobre la situación actual del Registro Nacional de Clubes, Mac Allister indicó que existen alrededor de 5 mil instituciones inscriptas, de las cuales mil ya han mandado la documentación requerida.

“Para esos mil ya hemos preparado un subsidio y ya están enviando sus facturas para que le reembolsemos las tarifas”, mencionó.

Por su parte, Stortoni hizo referencia a los clubes de la ciudad.

“De estos mil clubes que mencionaba Carlos, uno bahiense ya recibió el subsidio de la Nación. Otros están trabados en la personería jurídica, pero tratamos de colaborar para ayudarlos desde la oficina y gestionar en La Plata los trámites. Hay buena voluntad, ya se han acercado más del 50 por ciento de las entidades”.

Las instituciones interesadas deberán inscribirse en la página http://clubesargentinos.deportes.gov.ar/.

El valor de lo formativo

“Un chico que entra al deporte es un chico que respeta al árbitro, al entrenador. Si no respeta al entrenador, éste no lo pone. Y si no respeta al árbitro, lo expulsan de la cancha. Cuando el chico entiende eso, en la vida respeta las leyes, al anciano, al policía, a sus pares. En la educación del individuo el rol del deporte es clave”, sostiene Mac Allister.

“Son transferencias naturales. No es que al chico hay que explicarle que tiene que respetar a su entorno. En el fútbol, por ejemplo, lo comprende en el acto, porque sino a los 20 minutos queda afuera. Lo echan. Eso lo tenemos que aprovechar en desarrollo social, educación, seguridad, deporte y salud. Todo esto nos genera una gran oportunidad”, menciona el otrora fervoroso lateral izquierdo.

--¿Vemos que valoras la importancia de contar con buenos formadores para que bajen un mensaje claro?

-Es que el mensaje tiene que ser lo suficientemente fuerte, teniendo en cuenta que la estructura de la familia no es como la que teníamos hace 30 años. Justamente trabajamos mucho en la capacitación de formadores en todo el país. Así como vino Gerardo Salorio (profe multicampeón con las selecciones nacionales juveniles de José Pekerman y Hugo Tocalli) a Bahía a capacitar en fútbol, en las demás disciplinas lo hacemos tambièn.

“En mi carrera como futbolista siempre decía que en cada crisis veía una oportunidad. Yo soy así. Iba perdiendo y no me escondía. Cada vez metía más”.

Imposible apartar al jugador de este funcionario inquieto. A cargo de la secretaría de Deportes de la Nación.

El Colorado Carlos Javier Mac Allister, ya de 48 años, sigue sin dar una acción por perdida. Aunque, lo admite, esta lucha por cubrir necesidades básicas insatisfechas en el mundo del deporte, de los clubes, no será tan sencilla como enfrentar a un delantero de esos que le exigían transpirar la gota gorda.

Libertad

“Estuve en la fiesta de los 100 años del club Libertad. Lo primero que uno se da cuenta cuando los escuché cantar el himno es la pasión que tiene esa gente. Si yo tuviera que definir lo que viví allí lo haría con la palabra `pasión'. Fue lo que más me impresionó”.


En dos frases

“Cuando me tocó ser futbolista solía pensar en la gente que viajaba colgada en un colectivo para ir a la cancha, que realizaba un esfuerzo muy grande para pagar su entrada. Y sufría todo tipo de maltratos en el ingreso y en la salida de los estadios. ¡Y yo era un privilegado! ¿Qué derecho tenía a jugar a media máquina? Ninguno. Eso lo traslado a la función pública. Estoy en un cargo donde tengo todo o casi todo para trabajar. Imposible no comprometerse”.

“Soy una persona que cuando defiende algo lo hago con convicción. En mi nueva función, como era en el fútbol, no voy hasta la mitad, sino hasta el final. Cuando me tocaba jugar iba con todo a buscar la pelota o mejor no iba”.


    Comentarios

    Dejar un mensaje

    Debe ingresar sus datos para acceder a su cuenta. En caso de no poseer una, el sistema se encargará de crearla con la clave que ingrese.

    © Copyright D5 2017