Debates en el área

El técnico critica cómo la sociedad "castiga" al que no vence

Setién sobre la cultura del ganar y los niños: "Vamos a crear una cantidad de fracasados tremenda"

Durante la entrevista de Quique Setién con MARCA deja un par de reflexiones sobre la cultura del ganar en la que reivindica el valor del trabajo bien hecho independientemente del resultado. Preguntado por qué cosas desterraría del fútbol, explica: "Por ejemplo, el interés que hay nada más que por ganar. Hace poco leí una reflexión de Perico Delgado que me encantó, que decía que los segundos ya no valen para nada. Y estamos transmitiendo a nuestros hijos o nuestra juventud que si no ganas no eres válido. Y vamos a crear una cantidad de fracasados tremenda. No hay que valorar tanto la victoria, porque sólo la consigue uno. Todos los demás pierden. Hay que valorar el esfuerzo, cómo manejas los recursos que tienes, otras muchas cosas que merecen la pena, la verdad. Estamos complicando mucho las cosas para los que vengan, estamos creando una sociedad en la que sólo vale el ganar. Y no es así, no debería ser eso. Hay una belleza. Yo este juego lo siento muchísimo, me encanta el fútbol, soy un apasionado, sigo jugando los rondos, todo lo que puedo, trato de mantenerme en forma sólo para poder meterme en los rondos. Sigo disfrutando del fútbol. Y cuando veo un equipo que juega bien..."También revela una anécdota vivida en Sevilla durante su estancia en el Betis, cuando al salir de la Ciudad Deportiva los niños se le acercaban al coche para pedirles que ganaran. Setién explica a partir de ahí su concepción futbolística.

"A mí me tienes que argumentar mucho las cosas, el ganar porque tienes que ganar me cuesta mucho entenderlo, ganar quiere todo el mundo. Y allí esa palabra "hay que ganar, hay que ganar"... Hasta los niños de ocho o diez años venían a la ventanilla del coche a decirme "hay que ganar hoy, eh, hay que ganar" y claro que quieres ganar, ¿cómo no voy a querer ganar? Llevo más de mil partidos entre entrenador y jugador, no es que no tenga ambición o ganas de ganar. Pero a la victoria hay que llegar como consecuencia de hacer las cosas bien, sobre todo, porque yo siempre he pensado que no vale una victoria sólo, creo que tú trabajas para darle continuidad a las cosas. Que las cosas que haces, que duren en el tiempo, que no sea flor de un día, que un día puedes meter un gol maravilloso por la escuadra pero no has merecido ganar. A mí me gusta que mi equipo juegue bien la mayor parte de las veces, que tenga el balón, porque sé que de esa manera voy a tener muchas más posibilidades que el rival de ganar. Aunque a veces el fútbol sea injusto, pero a la larga si haces bien las cosas tendrás más éxitos que fracasos. Y eso allí a veces es difícil de entender, este razonamiento, es mío. Allí quieren ver a tu equipo ganar, a muchos no les importan las maneras. A mí sí. Y esto yo ya lo expliqué al club cuando me contrataron. Les dije "ya sabéis cómo soy, sabéis lo que voy a hacer, si de verdad no estáis seguros de esto, es mejor que fichéis a otro entrenador". Pero estuvieron, y me dieron el respaldo y creo que las cosas han ido francamente bien. Es verdad que los resultados últimos, pues no hemos conseguido dar ese paso, nos hemos quedado a tres puntos y ha habido momentos claves que nos ha faltado ese punto de suerte, como en el Pizjuán, o como el día del Valencia en Liga, no voy a hablar ya de la Copa. En Eibar, contra el Espanyol mismo que les pudimos superar y no pudimos sacar los tres puntos. Esos puntos y esos dos, tres goles más nos hubieran metido en Europa y yo creo que hubiera quedado una temporada redonda, pero desgraciadamente el clima que hemos vivido durante todo este tiempo no ha sido fácil de llevar porque ha habido mucha tensión, para mí, para los jugadores y no hemos sabido alcanzarlo bien".

Fuente: Marca


    © Copyright D5 2019