Mano a mano

Mano a mano con Gerardo Salorio

El más campeón de los Profes nos dejó su sello

Participó en la etapa más gloriosa del fútbol argentino a nivel de selecciones Sub 20, con la obtención de cinco copas mundiales. Pero más allá de tantos logros, la palabra y profundidad de conceptos es lo que más cautiva de este profesional.

Por Walter Gullaci / Docente del IRS y periodista de La Nueva.

De acá para allá. No para un minuto.

La entrega de Gerardo Salorio en su charla destinada a profes y entrenadores,en el Salón Blanco de la Municipalidad bahiense,es total.

Apasionado, a sus 57años (nació el 22 de febrero de 1959) este hombre dice ser una mezcla explosiva de su herencia de sangre italiana y española. Y, la verdad, así parece.

"Cuando me voy todo transpirado es porque siento que trabajé bien. Como ahora me pasó acá, en Bahía. Viajé 700 kilómetros, labutré todo el día y todavía tengo pilas. ¿Qué más puedo pedir?".

-La percepción es que el mensaje llega. Del formador, digo, que no sólo apunta a la pelotita sino a otras situaciones aún más complejas.

-Mirá. Siempre digo que con tipos fáciles trabaja cualquiera. Y yo tuve la fortuna de llevarme bien con los tipos difíciles. Porque hay que tener la psicología necesaria para saber que delante tuyo tenés a un protagonista complicado. pero a la vez útil para el objetivo que se persigue. Que pasa por formar un equipo y que éste tenga categoría dentro de una cancha.

-Se me viene a la cabeza Román (Riquelme).

-Sí, él era complicado, pero lo necesitábamos. Y si lo necesitábamos, había que hablarle, convencerlo , caminar el barrio con él. Y así nos pusimos de acuerdo en tres minutos. Hoy él es mi amigo y lo defiendo a muerte en cualquier lado, a capa y espada, porque es un crack con todas las letras. Un tipo que no tiene grises cuando hoy en día estamos llenos de grises.

-¡Y tan huérfanos de convicciones! Más aún; con gente que renuncia a las suyas...

-Bueno, Román tiene unas convicciones fenomenales. Lidera con la palabra, con sus gestos y sus actos.

"La otra vez le mandé un mensaje cuando ascendió con Argentinos Juniors, y me contestó con una frase que me hizo reir mucho. Algo así como que le había cerrado la boca a unos cuantos".

-¿Qué tema ese de los liderazgos?

-Yo siempre tuve al líder de vestuario y al líder de cancha. Son dos cosas diferentes. Hoy, por ejemplo, Mascherano (Javier) es un líder de vestuario y Messi (Lionel), un líder de cancha.

"Después cada jugador tiene su personalidad, sus gustos, sus formas. Yo con Sorín (Juan Pablo), por ejemplo, hablaba de fútbol, pero también de libros, de teatro". 

-Con José Pekerman y Hugo Tocalli mostraban una simbiosis especial. Recuerdo entre ustedes esos abrazos apretados tras cada gol argentino.

-¿Esa química sabés desde dónde se logró? Desde las puteadas que nos llegaban de todos lados. Nos hicimos fuertes en las puteadas. Una vez un amigo mío de Pilar me dijo: "Che, Araujo (Marcelo) se pasó 50 minutos de su programa hablando mal de ustedes". Mi Viejo lo escuchó y se puso a llorar.  "Papá no llores, el tiempo pone todas las cosas en su lugar", le dije. Y bueno, cuando nos consagramos campeones del mundo Araujo se hizo el distraído.

-Más que periodistas algunos parecen operadores...

-Sí, pero te voy a decir una cosa. Igual, yo, trato de darle una nota a todos. 

-¿Y qué ocurre cuando percibís que del otro lado hay desconocimiento?

-Y, lo busco al periodista. Trato de documentarlo. Le digo "te equivocaste". Lo he hecho con varios. Y con alguno que tiene gran pantalla.

-Cambiando de tema, ¿qué pasa con el chico que tiene todas las condiciones técnicas, pero no cultiva el esfuerzo?

-Hay que hablarle mucho. Hoy hay jugadores jóvenes que la ganan muy fácil y muy rápido. En el fútbol hay que tener un poquito más de pasión por la profesión. Entender que esos pesos que ganaste tan fácil para muchos representan el fruto de un gran esfuerzo. Quien entiende eso no despilfarra la plata. La cuida. 

"Estos diez libros que vendí acá, luego de la charla, para mi representan una gran satisfacción. Es producto de mi esfuerzo".

-¿Y qué te produce ver a "profes" que no dignifican tu profesión?

-Me molesta muchísimo ver a un colega fumando delante de sus jugadores o alumnos, o que no esté bien vestido para dar una clase. Me molestan esos detalles. O un tipo que insulta a un compañero. Me molesta el líder que no guarda la calma frente a su grupo. Me molestan tantas cosas...

El Profe recorriendo las instalaciones de Mundial FC junto a su presidente Maximiliano Allica.

Un proyecto "revolucionario"

Salorio habla de un proyecto que, según su óptica, puede revolucionar el fútbol argentino. El Plan Apertura Interior. Y así lo explica.

"Por primera vez la secretaría de Deportes baja una línea sobre cómo desarrollar la actividad a partir de juntar esta área con Educación y Acción Social. Si confluyen bien las tres, lograremos llegar a casi un ideal de hombre. Cultivado, bien comido y que practica deportes".

Aclara que en el fútbol se nace, pero también se hace.

"Antes, en los potreros, se trabajaban casi todos los conceptos del fútbol. Ahora hay que pulir y pulir la técnica del jugador. No ganamos mucha plata con esto, pero me dieron la posibilidad de estar al frente de un plan muy bueno a nivel Nación".

Fue el propio Carlos Javier Mac Allister, actual secretario de Deporte de la Nación, quien lo involucró en este proyecto.

"Un día me invitó a su casa y me preguntó: `¿Decime, qué opina la gente de mi?'. Le respondí: `Mirá, te ve como a un ex futbolista y que sos limitado. Pero no te conocen Colo, vos sos muy inteligente. Ganatela con este tipo de trabajo'".

"Nosotros apuntamos a brindarle una formación adecuada a los entrenadores. Y ellos tendrán que esforzarse y demostrar que sirven para insertarse en la idea. Sino, a otra cosa. Que pase el que sigue".

Admite que es primordial asentarse en una red de líderes para acercarse a los jóvenes en situación de riesgo. 

"Y los tenemos. Hay que encontrarlos. Y también están en el fútbol. A ver... Bajo la sombra de Pekerman, nadie sabía cómo pensaba Salorio. Cuando me abrí de José, dijeron "Mirá..., Salorio piensa". ¡Nooo, yo pensé siempre! Ocurre que estaba detrás del `1' y hoy puedo transmitirlo desde otro sitial. Tengo la posibilidad de que una marca deportiva me auspicie y me lleve a detectar talentos. De poder decirle a los brasileños: `están trabajando mal, esto está mal, esto también'. Y que compartan mi idea". 

Ve como un aspecto esencial retornar a la técnica, al buen juego. 

"Le estamos pegando demasiado de punta y para arriba. Es hora de festejar un poco más la diversión del juego". 


El Cholo Simeone, "un tipo decente"

"Hay que analizar al Cholo desde la dimensión de lo que logró. Una vez di una charla en una escuela y el Cholo era uno de los alumnos. Los otros, eran 29 parásitos. Me amasijó a preguntas. `Este va a triunfar seguro como técnico', pensé. Al poco tiempo se inmoló en Racing, hizo algo bueno en Estudiantes, después en River, donde le llegó una mala campaña. Y el tipo aprendió de sus errores. Hasta llegar al Atlético de Madrid, que no es una dulzura. Es como ir a trabajar a La Matanza, ahí adentro. Como yo, en 3 de Febrero, cuando voy a laburar en Fuerte Apache, donde voy seguido. Entonces el tipo  qué hizo. Eligió a los jugadores justos para su sistema. Y triunfó. A pibes de 17 años que nunca habían visto al Atlético ganarle al Real Madrid y al Barcelona, les inculcó que se podía revertir la historia. E impuso una metodología de tabajo que en el alto rendimiento dio sus frutos. De una manera decente. Porque él Cholo es un tipo decente".

-¿Por qué Simeone elude el tema de la Selección?

-El dice que la Selección es para tipos grandes. Y tiene razón. Porque el seleccionador está para seleccionar jugadores y no para el día a dìa del entrenamiento. Y acá no se trata de ser un viejo, porque en defintiva eso pasa por los pensamientos "jóvenes" o "viejos" que uno tenga.


¿Qué pasó con aquellos bigotes? "Córdoba , un pibe de Racing que va a ser un crack, me preguntó por qué me saqué los bigotes. Le conté que en Colombia me empezaron a llamar el profesor Chapatín. Pregunté quién era y me dijerton que era uno de los personajes que caracterizaba el mexicano Roberto Gómez Bolaños (El Chavo). ¡Me veían como un vejo! `Chau', dije. Me los afeité".

"Secretos de Campeón", su obra literaria

Gerardo Salorio se muestra orgulloso de su libro, en el que recopila toda su experiencia como preparador físico de la Selección Argentina Sub 20 durante 13 años inolvidables, etapa en la cual el equipo albiceleste levantó nada menos que cinco copas mundiales (1995, 1997, 2001, 2005 y 2007).

El texto, también sirve para recordar que, en un tiempo no muy lejano, en las divisiones inferiores de la Selección Argentina, se hacían las cosas bien con gente muy capacitada, preparada y sin un gramo de improvisación en sus actos y decisiones.

Su paso por Argentinos Juniors, “El semillero del mundo”, su llegada a Ezeiza de la mano de José Pekerman, la posibilidad de entrenar a Lionel Messi, cómo se trabaja en la detección de talentos, cómo se promueve el juego limpio, la posibilidad de distinguir entre un líder positivo y un líder negativo o su último trabajo, a cargo del Plan Apertura Interior de la AFA, son algunos de los tantos temas que se tratan en el libro.

Pero el sueño de Salorio no hubiera sido posible sin una pieza clave en todo este asunto. El que realizó la edición, la producción periodística y la desgrabación de todas las charlas que tuvo con el profe. El es Javier Saúl, admirado colega, amigo y compañero en la redacción de canchallena.com y el diario "La Nación".

Mirá algunas de las anécdotas que nos dejó el Profe durante su charla, en el Salón Blanco de la Municipalidad.

Si querés conocer más de Gerardo Salorio, sus trabajos y pensamientos, su sitio es www.gerardosalorio.com


    © Copyright D5 2018