No paran de crecer

Pelea arriba en la 2001

San Francisco no deja de sorprender

A esta altura, queda claro que San Francisco es cosa seria. No deja de sorprender.

"Hay que sudar mucho para ganarles", suele escucharse en el mundillo futbolero liguista.

Y eso va tanto para el equipo de primera división que, desde la segunda parte de la temporada 2016, dirige Julio Román, como para los planteles de las categorías formativas.

Justamente la 2001, comandada por Luis Kippes, sorpresivamente se instaló en la cima de las posiciones. Una verdadera revelación, teniendo en cuenta que mira desde arriba, por la zona Campeonato, a Olimpo, Liniers, Bella Vista, Villa Mitre, Tiro Federal, Sporting, Rosario, La Armonía y Pacífico.

"Lo nuestro se basa todo en el esfuerzo. Chicos que hacen muchísimo sacrificio para poder venir a entrenar. Y lo más increíble es que cualquiera que ingresa desde el banco lo hace con el mismo entusiasmo y actitud que los titulares. Se armó un grupo bárbaro, con muchas ganas de seguir creciendo", sostiene Kippes.

"San Francisco logró que de nuevo me apasione con esto del fútbol. No estaba del todo convencido de agarrar, pero por fortuna me decidí y hoy puedo decir que el club se me ha metido en la piel", señala Román.

Hoy, no sólo la 2001 puntera y este equipo de Primera durísimo para cualquier rival llaman la atención de este club que tiene a Jorge Dambolena como el dirigente-referente más fuerte desde su creación, el 9 de Julio de 1987. También las otras divisiones suelen ser huesos difíciles de roer.

Con el campo de Deportes Gustavo Novoa y una cancha de césped sintético como anexo, el gran dilema de la entidad pasa por lograr una concesión a 20-30 años del predio que con tanto esfuerzo se erigió en espacio que pertenece al Hospital Interzonal Doctor José Penna.

"Queremos invertir, mejorar la infraestructura del predio, pero siempre nos están acechando con que nos tenemos que ir. Es injusto para un lugar que era una desolación y que nosotros lo pusimos de pie. Nos ofrecen irnos a un descampado, lejos de allí, y nosotros seguimos insistiendo para lo contrario. Aquí le damos contención a casi 200 chicos de un área complicada de la ciudad", sostiene Dambolena, palabras que toman para sí tanto Román como Kippes.

"Hoy tenemos que traer a algunos jugadores jóvenes de afuera para levantar el nivel del equipo de Primera. Pero con el trabajo que se desarrolla en inferiores San Francisco cada vez más va a echar mano a los pibes de su semillero", sostiene Román, para quien sería muy interesante llevar a cabo alguna especie de convenio con Villa Mitre para la utilización de chicos que, por allí, el tricolor hoy no les ofrece demasiada cabida y bien se pueden potenciar en el Celeste.

Y agrega: "Faltan mejorar algunos aspectos de infraestructura en el club, pero de a poquito se piensa en ello, en seguir creciendo".

Kippes, en tanto, no deja de ilusionarse con seguir peleando arriba con su 2001.

"La ilusión está, no hay que engañarse, pero tampoco debería convertirse en una frustración si no salimos campeones. Estos pibes ya hicieron historia".

Y para muestra bastan algunos resultados...

San Francisco derrotó, por ejemplo, tanto en la ida como en la vuelta a Villa Mitre. Y allá, en el hermoso predio tricolor, hasta la 2000 pegó un golpazo venciendo 1 a 0..

El "Sanfra", queda claro, ya es cosa seria...


    Comentarios

    Dejar un mensaje

    Debe ingresar sus datos para acceder a su cuenta. En caso de no poseer una, el sistema se encargará de crearla con la clave que ingrese.

    © Copyright D5 2017