Para imitar

Uriel Cuitiño vivió un día inolvidable

El arquerito que se hizo famoso al fingir una lesión en la final de El Doce fue homenajeado ayer por Boca. Le dieron un buzo de arquero firmado por todos los jugadores y pudo conocer la Bombonera por dentro.

Uriel Cuitiño todavía no lo puede creer. Es que ayer cumplió uno de sus sueños, que era conocer la cancha de Boca. La mítica Bombonera. Y además se llevó de regalo un buzo del club xeneize con las firmas del plantel superior, que ayer venció 2-0 a Arsenal y sigue como uno de los líderes de la Superliga.

Uriel se hizo conocido a nivel nacional, y hasta internacional, luego de una nota de Mundo D en la cual contó que él, arquero de Colonia Caroya, fingió una lesión para que su compañero pueda jugar la final del Fútbol Infantil de El Doce.

En la nota dijo que era hincha de Boca y simpatizante de Belgrano. Y desde el club xeneize se pusieron en contacto con el pequeño arquero para invitarlo a la Bombonera. Esa invitación se hizo realidad ayer, gracias a la gestión que hicieron desde la Peña de Villa Carlos Paz (“Carlos Paz Azul y Oro”) y a Rodolfo Ferrari (vicepresidente de Boca y presidente del Departamento de Interior y Exterior de Boca). Uriel viajó con su papá y vivió un día inolvidable. Más aún porque recibió de regalo un buzo con las firmas de los futbolistas.

Fuente: Mundo D


    Comentarios

    Dejar un mensaje

    Debe ingresar sus datos para acceder a su cuenta. En caso de no poseer una, el sistema se encargará de crearla con la clave que ingrese.

    © Copyright D5 2017