Debates en el Área

Lectura recomendada

Éxito en el fútbol infantil

¿Qué es el éxito en el fútbol infantil? Ojalá fuese fácil de contestar. La RAE (Real Academia Española) dice que el éxito es el "resultado feliz de un negocio, actuación, etc.", pero la realidad es que ese resultado feliz es ampliamente interpretable y lo que para mí es un resultado exitoso para ti, a lo mejor, es un fracaso.

Por qué el éxito es interpretable guarda relación con los puntos de partida, con los esfuerzos y con los objetivos. Como ejemplo podemos poner un examen del instituto o de la universidad.

Si mañana tenemos examen y yo no he estudiado nada, si mi objetivo era sacar un uno y de casualidad he sacado un dos, pensaré que es un éxito rotundo. Superé mi objetivo.

Ahora bien, si tú eres una persona que controla sobre la temática del examen, llevas una semana estudiando con la intención de sacar un ocho y finalmente sacas un cinco, entonces lo verás como un fracaso. Has sacado tres puntos más que yo pero para mí ha sido un éxito y para ti un fracaso. Punto de partida, esfuerzo y objetivo.

Pero vamos a dejarnos de tonterías. No me he sentado delante del ordenador para decirte que el éxito depende de ti, de tus objetivos y demás cosas. Si yo saco un dos en el examen de mañana podré decir que es un éxito. Podré poner en mis redes sociales que he triunfado y que nadie a principio de semana contaba con un resultado tan positivo. Podré decir que nadie confiaba en mí y que he roto todos los pronósticos sacando un dos. Podré creerme realmente que soy una persona exitosa por haber sacado un dos teniendo como objetivo sacar un uno. Pero quien me lea se dará cuenta de que, como mínimo, estoy un poco desubicado.

Quien me lea se preguntará si yo soy consciente de que menos de un cuatro es desaprobado. Se preguntará si alguien me lo habrá explicado alguna vez. Porque no hay otro motivo por el cual celebrar sacar un dos en un examen que tener los objetivos mal definidos.

Esta confusión a la hora de marcarse objetivos también la vemos cada temporada en el fútbol infantil. Por un lado, están los entrenadores/as de inferiores que se marcan como objetivo quedar entre los tres primeros y por otro están los que se marcan como objetivo llegar a junio siendo mejores de lo que eran en septiembre.

Porque el éxito en el fútbol infantil no es ganar, aunque ese sea tu objetivo. El éxito no es quedar campeón de liga. Eso podrá estar bien, podrá ser celebrado, pero bajo ningún concepto mide el éxito de una temporada. Principalmente porque en edades tempranas las diferencias individuales (físicas y técnicas) son las que van a marcar, en la mayor parte de los partidos, quién gana y quién pierde.

Éxito es que llegue un niño a tu club con 6 años y no se marche hasta los 33. Éxito es que un niño de 8 años llegue a tu club sin conocer a nadie y 8 años más tarde lo veas por la calle rodeado de los amigos que hizo en tu equipo. Éxito es conseguir que todos tus niños/as se duchen solos después de cada entrenamiento y de cada partido, sin necesitar la ayuda de sus padres. Éxito es ver cómo tus jugadores se animan entre ellos tras un error y se felicitan tras un acierto. Éxito es conseguir que los lunes se vayan a dormir ilusionados porque el martes tienen entrenamiento. Éxito es que los niños respeten los errores del árbitro y acepten los suyos propios. Éxito es saber ganar y saber perder. Éxito es crear adherencia al deporte, sea al fútbol o al atletismo. Éxito en el fútbol infantil es provocar mejoras deportivas y personales. Éxito es entender que el fútbol infantil no es fútbol profesional para niños y que el objetivo principal es pasarlo bien para conseguir muchas de las cosas anteriores.

Ojo, tú puedes ganar la liga y tener éxito, no es incompatible con conseguir las cosas del párrafo anterior. No digo que ganar sea un fracaso. Lo que es un fracaso es ganar la liga, escribirlo en tu muro de Facebook y creer que eso es un éxito.

Fuente: Fútbol Base 10.


    © Copyright D5 2021