Mano a mano

Un café con Fernando Signorini

El profe de D10S

El otro Profe de Diego Maradona pasó por Bahía. Y le dejó a Doble5 frases de su sello.

Por Julián Ponte

De fluido vocabulario, uno tras otro los conceptos del profe Fernando Signorini cautivan al interlocutor de turno. Es, lo que se dice, un hombre cultivado. Y con una trayectoria que lo avala. Largamente. Con decir que fue el preparador físico exclusivo durante diez años de Diego Armando Maradona y luego de la Selección Argentina, en el período 2008-2010.

Durante su breve paso por Bahía Blanca, donde presentó el libro "Fútbol, un llamado a la rebelión" en la Universidad Nacional del Sur, Doble5 tuvo la oportunidad de compartir una mesa de café con este hombre cuya mayor preocupación en su ámbito, lo admite, pasa por la deshumanización del deporte.

-¿La intensidad del futbol de hoy en día requiere otro tipo de entrenamiento?

-No. Los entrenamientos son de y para el fútbol, con los condimentos que contiene el juego. Todo pasa por desarrollar los entrenamientos, que tengan todos los contenidos tanto tácticos como técnicos y la resultante que sea lo físico.

     "Una parte fundamental en los entrenamientos, que es el descanso. El entrenamiento se divide en dos grandes partes, como pasa en la vida. El esfuerzo, que son los entrenamientos, y el descanso. Entrenaban en modo racional, porque parece que hoy en día lo que se privilegia es la cantidad y no tanto la calidad. El fútbol es un arte y los jugadores son artistas, por ende hay que cuidarlos".

-¿Un fisioterapeuta que trató a Messi y Maradona dijo que Lio era más rígido y Diego más elástico?

-Habría que preguntarle al fisio qué quiere decir con eso. No cambia en nada. Los dos son genios. A los talentos no se los mide ni con reloj ni con balanza ni con el metro. Los genios son genios, y se los disfruta.

-¿Haber trabajado con Maradona fue una experiencia única?

-Cada uno de los que lean la pregunta pensarán cómo habrá sido haber estado diez años mañana, tarde y noche con Diego, viendo todos los entrenamientos, siendo testigo del fenómeno sociopolítico que él desató en el sur de Italia y después en todo ese país, con un tipo que fue el primer conejillo de Indias de los medios de comunicación.

-¿Cómo se explica el hecho de que sigan saliendo chicos sin ya haber tantos potreros?

-Lo que me llama la atención es cómo siguen saliendo jugadores con las cosas que le hacen hacer. En escuelita en vez de darle una pelota le hacen hacer pasadas de 400 metros. En Alemania u Holanda no existen los potreros y a lo largo de la historia salieron grandísimos jugadores. Yo creo en el potrero para que los chicos jueguen en libertad, donde pueden jugar tranquilos y sean felices, sin la mirada y las presiones que puedan ejercer sus padres.

El "Diego"

   "Diego siempre estuvo rodeado por la gente que siempre quiso tener. La única persona que queda con el derecho a reprocharle algo es el papá, absolutamente nadie más, y que cada uno se meta en sus cosas".

"Diego no nació en Barrio Parque, nació en Villa Fiorito. Alquilen una casa en Fiorito y vivan allí cuatro meses, o en Zavaleta o en la 31. A los chicos de ahí nadie los protege y la naturaleza te enseña".


    © Copyright D5 2018