Mano a mano

Con Marcos Hourticolou

Un pibe que asoma en el referato

Personalidad, carácter y buenas decisiones dentro de una cancha, caracterizan a este pringlense de 26 años.

El pringlense Marcos Hourticolou no solamente sobresale en el arbitraje del fútbol formativo de la Liga del Sur por su inconfundible cabello rojizo.

El Colorado, como suelen llamarlo en cada una de las canchas, ha dado muestras de carácter a la hora de sacar cada partido adelante. Y, también, muestras de conocer claramente de qué se trata esto del arbitraje.

Fue, 2015, un año de aprendizaje para Marcos. Con un aditamento: el debut en Primera, ya sobre el epílogo del calendario.

Como para seguir creciendo, al amparo de sus buenos arbitrajes.

* * *

En un mano a mano con Doble5 en la sede de la Cooperativa de Arbitros, Marcos recuerda sus tiempos en las canchas... pero como jugador.

Jugaba en la Liga de Pringles, pero a los 24 años decidí dejar la actividad como futbolista, ya que estaba cansado de viajar los fines de semana y no podía etrenar por el tema del estudio”, cuenta el joven nacido el 4 de mayo de 1989, desde hace 7 años con residencia en Bahía Blanca, donde sigue la carrera de contador público.

-¿Por qué la elección del referato?

-Tenía ganas de arrancar el curso de árbitro, pero siempre me terminaba enfriando, y al final me empezó a exigir mi novia. Me anoté para probar, y al mes me gustó mucho.

-¿Cómo manejás las presiones del entorno del fútbol menor?

-Cuando dirijo, ya sea en infantiles o en menores, trato de calmar a los chicos y que no entren en lo que escuchan de afuera. Es muy grande la presión, más que nada de los padres, y son muy chicos.

-¿Cuál es tu principal autocrítica?

-Más que nada seguir corrigiéndome, mirar a los más grandes y a los mismos compañeros para aprender.

-¿Cuál es tu principal virtud?

-Lo que sé, es que tengo una personalidad bastante fuerte, el hecho de correr mucho, y sobre todo, el hecho de tomarme las cosas en serio, con la mayor responsabilidad posible.

-Sos de sacar bastantes amarillas cuando te hablan, ¿por qué?

-Es una edad difícil, muchos chicos están rebeldes. Que hablen no tengo problema, siempre y cuando no griten y no empiecen a gesticular. Cuando empiezan a gesticular, a jugar con la tribuna, los sanciono disciplinariamente.

-¿Cómo calificarías el nivel del arbitraje formativo?

-Hay errores, obviamente, ya que estamos en formación. Lo que inculcamos en la COADEF es tomar los partidos con mucha responsabilidad, llegar temprano a las canchas. Y después, ir corrigiendo pequeños detalles que son los que te hacen mejorar.

-¿En qué aspectos pensás que tenés que mejorar?

-Siempre hay cosas por mejorar, uno trata de ir puliendo cada detalle.

-¿Tu modelo de árbitro quién es?

-Hay árbitros como Pitana y Loustau que me gustan. También Mauro Giannini y Facundo Tello. Lo que siempre hago es tomar pequeñas cosas, que están buenas, de todos los árbitros.

-¿Qué fue lo peor que te sucedió en una cancha?

-Están buenas las cosas que me gritan, ja ja. Me causan gracia.

-¿Y algo que te gratificó?

-Lo más gratificante es el reconocimiento de algún jugador, cuerpo técnico o dirigente, o de la misma gente.

-¿Cuál es tu objetivo inmediato?

-Mi objetivo era debutar en primera y juntar las 7 planillas de partidos de primera antes de los 28 años para hacer el curso de árbitro nacional, y este año lo hice.

-¿La mejor cancha para dirigir?

-Hay canchas muy lindas. Pero lo más lindo son los partidos, cuando dos equipos juegan bien al fútbol, o es un partido importante.


    © Copyright D5 2018