Para imitar

Los chicos lo hicieron posible

Un golazo por David

Por Walter Gullaci. Docente del IRS y periodista de La Nueva.

Quizás la colaboración de Doble5 a la cruzada para que el chico David Kohl, de Pedro Luro, pueda realizarse una costosa intervención coronaria en los Estados Unidos sea relativa. Apenas un granito de arena para esta montaña solidaria que se ha tejido en torno del pequeño de 2 años.

Pero bueno. Aquí estamos y estaremos para decir presente cada vez que sea necesario.

Más allá de haber logrado juntar un montón de tapitas que se sumarán a otras miles para convertir en realidad el sueño de David y su familia, hubo un aditamento extra que nos congratuló enormemente en esta primera y exitosa edición de la Copa Fair Play Doble5.

Tiene que ver con el sentido de arraigo a una premisa solidaria que caló hondo en cada uno de los chicos de Liniers, Bella Vista, Tiro Federal y Villa Mitre, en sus categorías 2000 y 2001, que intervinieron en el mini certamen.

Porque la excusa de "pagar" una inscripción mediante el aporte de diez tapitas de gaseosas fue literalmente superada por los pibes y sus formadores.

Todos, de alguna manera, se informaron debidamente de la existencia de David, de su inquebrantable lucha por vivir a costa de la ciencia y de tantos corazones solidarios.

Y todos, además, cubrieron ese sentimiento de expresar conciencia de que no todo pasa por la pelota y sus vaivenes. Sino por la vida misma, esa que suele ser como un partido complejo y lleno de adversidades, y que hay que jugarlo a pleno. Haciéndose cargo de cada jugada o zancadilla que impone el destino.

Al cabo, un verdadero golazo que pudimos convertir en equipo. Por David. Por nosotros mismos.


    © Copyright D5 2018