Para imitar

Sucedió en España

DT de equipo infantil detuvo un partido por insultos a un rival

Nada más importante que proteger la salud del juego. Y de sus chicos de 9 y 10 años, habrá pensado José Mayans.

El deporte de menores, y en especial el fútbol, suele tener adultos que no ayudan en nada a los pequeños que se están iniciando con el sueño de convertirse en estrellas o simplemente ganas de divertirse.

Sin embargo, mientras existan personas como José Mayans, técnico del equipo infantil del Atlético de San Blas de España, sin dudas los niños aprenderán a disfrutar del deporte.

Días atrás, el equipo de Mayans, conformado por chicos de entre 9 y 10 años de edad, enfrentaba al Playas de Alicante en un partido que si lograban ganar los consagraría campeones delCampeonato Provincial Benjamín de Alicante.

Pero el entrenador estuvo cerca de ponerle fin al partido, y así perder el título, cuando notó que alguien en la tribuna estaba insultando a un niño del equipo rival

"Durante el partido me acerqué al banquillo del equipo contrario porque había un niño llorando porque lo habían insultando", contó Mayans a Verne, del diario El País. "Cuando descubrí que había sido un familiar de uno de los miembros de mi equipo, me acerqué hasta donde estaba y le pedí que se marchara del campo con la convicción de que, si no se iba, nosotros no continuábamos jugando".

La persona desubicada y mal educada se retiró, pero a Mayans no le hubiera temblado el pulso para cumplir con su palabra en caso contrario.

"Tomé las riendas porque estábamos jugando en mi campo y pensé que era mi responsabilidad", agregó Mayans, de 51 años.

Para él, "en los equipos juveniles, enseñar a los niños valores y compañerismo es tan importante, incluso más, que el propio fútbol. Hay que hacer que se sientan mimados, queridos y apoyados y, a partir de ahí, ponerse a entrenar".


    © Copyright D5 2018