Debates en el área

Arcos y canchas más chicas para los más chiquitos

Reducir para crecer

Por Néstor Herrero

Coordinador del fútbol formativo de Villa Mitre y referente histórico de Liniers

¿La cancha para los grandes es chica o es grande para los chicos?

Queremos seguir viendo que futbolistas nos deleiten con su inventiva

Pero……

El potrero se fue.

La calle está llena de autos, camionetas, colectivos, a toda hora.

El tiempo libre es difícil.

La oferta de actividades para distraerse resulta innumerable.

Y sólo nos queda la Escuela de Fútbol del Club más cercano ,como

reemplazo de aquellas opciones de otrora que invitaban a la ilusión de crack.

Pero, ¿cómo llegar a ser crack si no preparan e inducen a descubrir los conocimientos que el niño tiene del juego?

Formar es practicar las cualidades, corregir los errores, que siempre es más fácil de incorporar si entre los 10 a 13 años, con paciencia y perseverancia, se los instruye.

Pero no menos importante es el espacio en que el niño juega el juego,

desarrollando las percepciones necesarias para evolucionar.

Durante el proceso de crecimiento tanto personal como grupal, el espacio y tiempo permitirán la evolución cognitiva para aplicar los fundamentos técnicos en forma sincronizada. 

Recibir y pasar son fundamentos que, inducidos a tiempo, quedan incorporados, mientras que la destreza de la gambeta es una cualidad que algunos tienen, como otros. Talento e inteligencia que son el placer del juego. Y temperamento, el cual templará al individuo ante la adversidad y agonística.

Expuesto todo esto sigo esperando que el sentido común influya sobre los responsables de niños que se lanzan a este JUEGO del FUTBOL a:

- Reducir el ancho y alto del arco en un área para que el mini arquero sienta la comodidad de ser el último bastíón para impedir el GOL rival y que la cancha se ajuste al desarrollo y desplazamientos de los mini jugadores, que por medio de la COMPETENCIA descubren sus cualidades de recibir, pasar, gambetear.

COMPETIR no es ganarle al otro. Es GANARSE a sí mismo. 



    © Copyright D5 2018