Debates en el área

Fútbol Infantil

Tras cambios oportunos e impostergables

Villa Mitre, por medio de Néstor Herrero, propone una modificación integral a una etapa clave en el ámbito formativo.

El club Villa Mitre, mediante el coordinador de su fútbol formativo, Néstor Herrero, presentó a la Liga del Sur un anteproyecto que apunta a la modificación en disputa de encuentros de fútbol infantil en edades de 8 años a 11 años. Y que desde Doble5 se nos ocurre oportuno y, a esta alturta, impostergable.

"El desarrollo en esta etapa formativa resultará de importancia vital para que estos niños adquieran una capacitación en la fundamentación que quedará incorporada al resto de la vida deportiva del individuo", fundamenta la iniciativa.

Las Escuelitas de fútbol y Fútbol infantil, sostiene, reemplazan al casi desaparecido potrero y tiempo libre que gesta la creatividad del juego.

"Lo contraproducente no es el encuentro de competencia, sino el modo y método. El modo está referido a la interpretación del verbo competir (cómo demostrar la evolución del individuo y grupo y no el resultado). Y  método es donde y como jugar", señala.

Y agrega: "El modo es subjetivo y cada referente puede diferenciarse en como lo aplica, mientras que el método es jugar con una pelota acorde a la edad del niño en un escenario de dimensiones funcionales a sus capacidades psicomotrices , físicas, emocionales y con arcos de ancho y alto proporcionales a las alturas de los ocupantes del mismo".

Indica que el pase y la recepción del mismo, son el objeto del juego y a través del mismo se ataca o defiende el espacio que los arcos buscan neutralizar o concretar el gol.

"La fundamentación técnica es un bien a captar y desarrollar en estos estadios y serán conservados a través del tiempo, sea en la modalidad recreativa o competitiva, para que estos hoy niños jueguen este juego cuando sean jóvenes o adultos", aclara.

Especifica que el número de jugadores acordes al espacio donde se juegue es otra base de fundamentación técnica en el aprendizaje del juego, con sus reglas y comprensión de acciones tácticas–estratégicas implícitas  (defensa /ataque /organización del juego).


Económicas y sencillas de aplicar

"A todo esto, para implementar este anteproyecto son pocas las modificaciones -económicas y sencillas de aplicar-, pero la decisión merece celeridad", resalta la iniciativa

"En las canchas de dimensiones reglamentarias las áreas y medialunas son iguales para todas las canchas, por lo tanto el ancho de ésta 40,32m es adecuada y proporcional (entre sí) al largo, variable, pues no todas las distancias ente la línea media y área son iguales en cada cancha, pero no incide en esa proporcionalidad entre largo/ancho. 

"Los arcos móviles a instalar de 5m de alto x 2 de ancho se centran en la medialuna frente al área y ésta será el sector donde el arquero desempeña  su juego con pies o manos  y en estas edades es la fundamentación que lo capacitará en el puesto, atajar y dar inicio al juego.

"Los límites laterales, con cinta elástica de fácil y rápida colocación y retiro.

"Las reglas de aplicación son las mismas, con salvedades en cuanto a faltas dentro de esa área (medialuna) y ejecutar con jugada indirecta desde el sector inmediato exterior; sin fuera de Juego para  la ocupación total de los límites .

"La cantidad de jugadores por equipo 9, incluído arquero y se mantiene la proporcionalidad para los sectores estratégicos como defensa /medios/delanteros.

"Edades a intervenir, tanto Escuelas (referidas a iniciación ) o Fútbol Infantil referido a niños con capacidad técnica para el juego ( 8/9/10/11 años).

"Ya  desde los 12 años empezar a jugar en la cancha con dimensiones reglamentaria de mayores.

"Arbitros, uno por cada campo para intervenir en la nueva experiencia también  para ellos  de dirigir y aplicar el concepto de las reglas en el contexto del juego organizado. Quien está en el campo donde se encuentra el balón aplica normas reglamentarias y quien está en el otro aplica las decisiones de indicar cuanto el balón va fuera de límites y reanudación del mismo. Dicha alternativa en la continuidad que propone el juego los capacitará cognitivamente para enfrentarse al desarrollo de dirigir en los próximos peldaños a escalar en esta Vocación del arbitraje".

"El juego no ha cambiado en su esencia, pero sí la sociedad, por lo tanto  la infrestructura en campos de juego/vestuarios hacen que su mejora sea indispensable al menos en este escalón de inicio, que determinará la futura calificación de las posibilidades que tendrá el jugador niño cuando vaya creciendo y lo confronte con la realidad del perfeccionamiento de la alta competencia a diario visible tanto en partidos como en la utilización de material didáctico de entrenamiento y que su entusiasmo siga intacto", indica la iniciativa.

Y manifiesta: "El comportamiento de asistente (padres, familiares y público) a los eventos debería ser calificado y premiado, redundando en un aspecto indispensable de acompañamiento y hasta presenciar sin alambrados  mediante debiera ser otro de los logros a potenciar".

"Estamos dispuestos a exponer con ejemplos teóricos/prácticos todo lo antes expuesto , deseando que su tratamiento no se dilate en el tiempo", aclara al final.



    © Copyright D5 2018