La figura que asoma

Promesas que asoman

Un zurdo con derecho a soñar

A sus 18 años recién cumplidos –nació el 9 de diciembre de 2000-, Giuliano Gullaci es uno de esos zurdos finos, de buena pegada y pase profundo, de los que uno siempre espera un toque diferente.

Formado en Bella Vista bajo la tutela del Negro Ancán, Julio Verdino, Sebastián Polla y Silvio Mosconi, luego incursionó en Villa Mitre, club del que es hincha, y al que llegó de la mano de Néstor Herrero, para jugar durante el segundo semestre de 2018 en la quinta división de Gimnasia y Esgrima La Plata, comandada por Martín Saggini.

“El día que te acostumbres a controlar siempre hacia adelante, te vas a divertir con la pegada y el pase que tenés”, fue una especie de crítica-elogio que le hizo el propio Saggini al volante de 1,81m. hace un mes.

Apenas un detalle. Pero esencial en el fútbol de hoy.

“En juveniles de AFA todo es diferente. El ritmo, la intensidad, la falta de espacios… Por eso hay que controlar siempre bien. Soy muy hincha con eso. La verdad, crecí mucho en estos cuatro meses en Gimnasia”, sostiene el bahiense, quien hoy tiene el pase en su poder. Y un futuro con muchas ventanas por abrir.

-¿Qué asoma por delante?

-Uyyyy. No lo se todavía. Hay gente que me asesora muy bien, como Enzo Prunes y Fernando Soria, a quienes conocí en La Plata, al igual que Herrero acá en Bahía, por lo que aún no tengo muy en claro dónde voy a ir a jugar”, señala el zurdo enganche, quien suele moverse como interno, extremo y hasta media punta, ya que suele llegar seguido al gol.

-¿Quiénes son un modelo a seguir en el fútbol?

-Me encantan los jugadores pensantes, que resuelven rápido con la mente. Esos que antes de recibir la pelota ya tienen su destino asegurado. Riquelme era el mejor espejo. Pero el fútbol de hoy te pide un ritmo más exigente. Me encantan jugadores como Pjanic, Hazzard. Veo el crecimiento de Rodrigo De Paul.

-Vos sos un producto de la Liga del Sur. ¿Qué le falta a nuestro fútbol para seguir creciendo?

-Mejores campos de juego y una mayor exigencia a la hora de la intensidad. Eso es clave para poder jugar a otro nivel.

-¿Y vos lo estás logrando?

-Me mato para eso. En los entrenamientos y en el gimnasio. También incorporé una dieta especial que me dio una nutricionista en Gimnasia y que me cambió la alimentación.

-¿Se terminaron las tortas?

-Noooo (risas). De vez en cuando me rindo ante una buena torta, como la de mi abuela Marta jaja.

-Bueno Giuli, ¿un deseo futbolístico?

-Dos. Que yo pueda seguir creciendo como futbolista y que Racing salga campeón de la Superliga. Con Licha, mi ídolo, como goleador.

 

Así lo ve su formador

Por Julio Verdino

Hablando de un joven que está todavía en etapa formativa; no me animo a definirlo o encasillarlo en un sólo sector del campo de juego.

Puede jugar tanto por izquierda como por derecha porque conceptualmente se adapta rápido a los diferentes sistemas.

En ataque tiene buen remate de larga distancia, pase largo al espacio, gambeta y tiene buen cambio de ritmo para llegar en diagonales a los espacios vacíos para convertir.

En defensa, en el retroceso es inteligente para ocupar un lugar para marcar en zona.

Para destacar:

Humilde, respetuoso y observador. De estas tres palabras, las dos primeras lo definen como persona. La tercera, si puede sostener en el tiempo la capacidad de observar cada práctica, remate, pase, compañeros, profesores y técnicos, no tengo dudas de que sus metas y enfoques lo llevarán por buen camino en este hermoso deporte.


    © Copyright D5 2019