Debates en el área

El fútbol Base no se puede alejar del juego y de la diversión

El otro día observaba la repercusión que tenía un vídeo en las redes sociales, sobre una charla de ¨motivación¨ que realizaba un futbolista a sus compañeros antes de un partido.

Usaba frases como ¨nos jugamos la vida en este partido¨, ¨tenemos que morir en el campo¨, ¨quién no se deje la piel hoy, es un fracasado¨…y alguna más, que no recuerdo bien.

Alguien relacionado con el mundo del fútbol, podría decir que ese futbolista podría ser un líder, o que capacidad tan grande de comandar un grupo. El problema es…que el jugador no tenía más de 12 años!!!!!

Con 12 años usando frases, que estarían mejor situadas en batallas bélicas de siglos pasados. Si lo único que tienen que hacer esos chicos es disfrutar de este deporte. Lo demás está fuera de lugar.

Pero claro, si hay entrenadores que en sus charlas de entrenamiento o previas a un partido, les comentan a sus chicos de 10 / 12 años, que ¨juegan finales¨ cada sábado, ¨los partidos son batallas¨,  ¨esta es nuestra guerra¨, o ¨en este partido nos jugamos la vida¨…que va a comentar ese pobre capitán.

El entusiasmo, por llamarlo de una manera, de hacerles ver a nuestros jugadores más jóvenes, que en los entrenamientos tienen que ¨competir como animales¨ o que ¨esto no es un juego¨, lo único que están consiguiendo esos ¨entrenadores¨ es alejar al niño de la alegría y disfrute de este deporte.

Los niños en esas edades, asumiendo ciertas responsabilidades acordes a su categoría y entendiendo el significado de ser parte de un club o escuela de fútbol, tienen que disfrutar. Y nosotros como entrenadores y educadores, ayudarles a ello.

La victoria que puedan conseguir el sábado es un premio dentro de su formación como deportistas, pero eso no significa que la derrota sea un drama. Es otra parte más dentro de un proceso de formación.

Intentemos entre todos, que los jugadores vengan a los entrenamientos a disfrutar y divertirse, porque están en edad para ello. Y que los partidos sean una parte más de disfrute y de diversión. Donde sólo pueden pasar tres cosas; ganar, empatar o perder, nada más. Vamos a intentar darle la importancia relativa, para las edades que tienen.

Dejemos las guerras, partidos a vida o muerte, y demás en un baúl, que ojalá no tengan nunca que abrir. Porque cuanto más les alejemos de la diversión de este deporte, antes dejarán de practicarlo…

...les habremos ¨matado¨ nosotros.


Fuente: Pablo López (entrenador profesional de fútbol)


    © Copyright D5 2019