Para imitar

El otro papá del 10

Cornejo, el descubridor de Diego

Francisco Cornejo, el descubridor de Diego Maradona, supo convivir con grandes promesas mientras transitaba sus días en medio de la pobreza. No obstante siempre decía que jamás le pidió nada al ex astro argentino.

"Sigo siendo pobre, y eso que descubrí al mejor de todos", solía decir "Francis", quien ocho años atrás supo andar por Bahía Blanca invitado por Mundial Fútbol Club, la entidad que surgió a partir de una escuelita que llevaba su nombre y luego erigió un hermoso monumento a Diego en sus instalaciones de calle Sixto Laspiur.

Este hombre jamás tuvo un auto, "ni bicicleta ni nada", aunque afirmaba que igualmente se sentía rico. "He pintado el cuadro más lindo de todos" en el fútbol, sostenía entre sonrisas este hombre, quien falleció el 13 de marzo de 2008 a los 76 años.

"Fui y soy humilde, pobre y lírico. Claro que cuando voy al almacén a comprar la comida o tengo que pagar los impuestos, el lirismo no alcanza para nada. Pero bueno, yo a Diego, en lugar de pedirle, le agradezco: me siento pagado por haberlo visto. Me puedo morir tranquilo", acotaba.quizas con un dejo de nostalgia.

Cornejo, ex empleado del Banco Hipotecario Nacional, cobraba la jubilación mínima y recibía un salario similar al del encargado de lavar la ropa deportiva de los jugadores del club Argentinos Juniors, al que siempre estuvo vinculado, como asesor de las divisiones infantiles. "Por esto estoy agradecido. No tengo necesidad de arrastrarme", comentaba. Y con mucha razón.

"Francis", como muchos lo llamaban, comentó que una vez le ofrecieron un Fiat 600 a cambio de que fichara a un niño en el club. "Sabes dónde tuvieron que meterse el coche ¿no?", reseñó.

El consejo del maesto

Al recordar al niño Maradona precisó que junto con su colaborador de toda la vida y amigo José Trotta le llevaron "poco a poco" con indicaciones técnicas.

"No había ni reglas, ni presiones. Por ejemplo, él siempre iba por la izquierda, y nunca por la derecha. Entonces le decíamos: "Diego, siempre juega por donde te sientas más cómodo, pero también por donde haya espacios y sea más fácil. Circula por todo el frente de ataque".

"Le decía: Diego, toma tres metros de distancia mirando la pelota. Y un metro antes de patear levanta la cabeza y mira al arquero". Y aprendió", recordó una vez.

En dos frases

"Chicos habilidosos hay muchos, pero la mayoría tiene diez puntos en los pies y nada en la cabeza. Si un pibe tiene diez abajo y diez arriba, tienes a un genio como Diego. Tuve la suerte de que me tocó a mí, pero le podía haber tocado a cualquiera", aseguró un día .

El afecto por Maradona era inalterable en Cornejo. "Maradona es el hijo que no tuve, y con eso estoy satisfecho. El dijo una vez: Francis es de la época fea, cuando el estómago hacia ruiditos... Con eso digo todo".



    © Copyright D5 2018