En la cancha

Sin lesiones a la vista, Malmoria vuelve al ruedo

"Siempre quiero ir para adelante"

Josué Matías Gabriel Malmoria supo lo que es transitar cada peldaño de la etapa formativa con las ilusiones propias de un chico con aptitudes para esto de jugar a la pelota.

Pero cuando empezó a saborear la idea de convertirse en un futbolista con todas las letras, ya con los pies puestos en la primera división local nada menos que de Olimpo, sobrevino la inesperada y más temida lesión. Fue el 7 de septiembre último, cuando ante Sporting, durante los playoffs de la Liga del Sur, sufrió la rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha.

Nacido el 27 de mayo de 1999, y mientras despunta el oficio de peluquero -lo hace muy bien aseguran sus "víctimas de la tijera"- Malmoria repasa con tranquilidad su recorrido por las canchas.

"Estuve de chiquito jugando en un equipo cerca de mi barrio. INFI" se llamaba. Después me fui a Sansinena donde empecé a jugar en infantiles de la Liga del Sur. Fueron 4 o 5 años allí hasta que pasé a Olimpo. Competí en AFA y me formé muy bien físicamente. Eso hasta que en 2017 recalé en Lanús, donde estuve un año y me volví.

De 1,76m. de altura, asegura que si bien su pierna hábil es la derecha, no es ningún negado con la zurda, lo que favorece su condición de delantero picante y sin grandes problemas de perfil.

El tiene una exacta definición de lo que es dentro de una cancha.

"Tengo mucha potencia y resistencia, soy encarador y tengo buen cabezazo. Le pego bien con las dos piernas".

-¿Qué es lo que más valoras de tu etapa formativa?

-Haber llegado a un club importante como Olimpo y jugar en las inferiores de AFA. A veces extraño mucho volver a enfrentar a River, Boca, Independiente...

También estuvo muy bueno haber ido a Lanús. Es otro nivel. Se vive muy profesional en la pensión y los entrenamientos son muy picantes.

-¿Cuál fue el entrenador que más te moldeó como jugador?

-Carlos Mungo y el Ruso César Soutullo. Ellos fueron muy buenos en mi etapa de formación. Todo lo que mejoré fue gracias a ellos.

-¿Dónde ubicarías al fútbol de la Liga del Sur?

-Y... es muy distinto a lo que se juega en AFA, donde hay mas espacio para encarar. En la Liga es más ir al choque, muchos foules y menos espacio, pero igual nosotros, en Olimpo, siempre mostramos nuestro juego. Tratamos de jugar ordenados, salir por abajo. Contra Sporting y Liniers siempre salían muy buenos partidos, porque ellos practican ese fútbol también.

-Hablame un poco más de Olimpo...

-Olimpo siempre me dio todo. Fue el que me formó realmente. Me enseñaron muchas cosas. No jugué en la B Nacional ni en el Federal A porque no confiaron en mi o no estaba aún preparado para jugar a esos niveles. Tampoco tuve suerte. Cuando estaba muy bien futbolísticamente tuve dos lesiones que me cagaron todo...

"En la rotura de ligamentos el defensor que me lastimó fue muy mala leche. Como lo encaraba y lo pasaba siempre, me rompió y no le sacaron ni amarilla. Fue en la semifinal contra Sporting".

-Más allá de aquella dura experiencia, ¿cuál fue el momento que más disfrutaste con la pelota?

-Fue jugar en las inferiores de AFA. Siempre quería que llagara el sábado para jugar contra un equipo grande. Me daban muchas ganas de entrar a la cancha. Estaba muy motivado. Eran partidos bárbaros. Después también disfruté los últimos partidos en la Liga de 2019, los playoff de cuartos y las semifinales contra Liniers y Sporting.

-¿Qué valor le otorgas a lo nutricional?

-Es todo. Si te alimentas bien ayuda muchísimo a tu cuerpo, te da mucha energía para entrenar y estar bien físicamente. Yo no soy muy estricto con las comidas, pero mi Vieja siempre trata de cocinarme cosas buenas y sanas.

-¿Qué le dirías a un compañero si sufre una adicción?

-Lo ayudaría a dejarla y lo acompañaría en todo momento.

-Llegó la hora de la autocrítica. A ver...

-Bueno... Creo que me falta más disciplina y compromiso. Soy muy cabeza dura y no me guardo nada. A veces sería mejor callarme, pero me cuesta, no lo hago. Eso sí, en la cancha dejo todo. Pero mejorar todo aquello me haría un mejor jugador.

-¿La intensidad que propone por ejemplo Marcelo Bielsa o la tenencia de Guardiola?

-Me atrae mucho más la intensidad del juego. Si mi equipo tiene mucho el balón y no hay intensidad para atacar me enojo muchísimo. Siempre quiero ir para adelante y no me gusta perder a nada.

-¿Cuál sería tu modelo a seguir como jugador?

-Siempre me gustó Cristiano Ronaldo. Creo que no va a haber otro jugador tan ganador y competitivo como él.

¿Cómo te ves en el futuro? ¿Con la tijera o con la pelota?

-(Risas)... Amo jugar a la pelota. Siempre fue lo que más me gustó hacer. ¡Si tuviera que dejar de cortar el pelo para crecer en el fútbol ni lo pensaría!

Justamente es lo que asegura su flamante representante en esto del fútbol, Néstor López, desde su actual residencia en España.

"Su futuro, en lo bueno y en lo malo, lo va a escribir principalmente él".


    © Copyright D5 2020